All for Joomla All for Webmasters

En memoria de Pablo Ráez, otro guerrero que nos mostró el camino.

No es necesario gritar,
tan sólo mirarnos a lo profundo,
estamos aquí varados en el centro de este silencio que nos enmudece el alma,
sin saber que todo es más sencillo de lo que parece,
se trata sólo de respirar hondo y desde lo hondo,
nuestras branquias serán la paradoja que nos saque a flote,
todo es tan corto que no es necesario gritar,
debe bastarnos con mirar y mirarnos,
compartir este silencio activo,
monólogo sutil que es alimento,
evitar que el barro inunde nuestros tobillos,
dejarnos vivir y mirarnos vivir,
todo es más sencillo,
todo es tan sólo vivir,
en cada segundo, en cada rincón,
en cada mirada y en cada sonrisa,
abrazar y abrazarse,
desplegar las velas y aprovechar hasta el
último de los suspiros que nos soplan dentro,
mostrarlos y mostrarnos,
no hay nada que ocultar,
hagámonos transparentes
derramemos nuestro pecho
sin dejar ni un solo sorbo que atore el fluir de nuestra memoria,
vaciémonos,
somos el pasado del próximo aliento,
no hay nada más efímero,
no hay nada más hermoso,
es mi ojo mirando el suyo,
es su pupila clavada en el centro,
el origen de cada silencio,
el grito que impide gritar,
el sueño despierto en el que hablarle,
el vaivén torpe de cada latido
y lo que esté por venir o irse.
Es ahora o nunca y no es necesario gritar.
Tan sólo mirarnos y mirar.