All for Joomla All for Webmasters

En mis estudios y posterior carrera profesional también evité en cierto modo y de manera natural, no sé si por entonces más o menos consciente, el camino marcado como convencional. Fuí un estudiante aplicado que, a pesar de lo que pueda parecer, no guarda mal recuerdo de sus 8 años de EGB en el colegio de los Salesianos de Alcalá de Guadaíra, que por aquel entonces no separaba por sexos, simplemente porque no contemplaba otro sexo que el masculino. Cursé luego, ya junto a mujeres, el bachillerato de ciencias e hice COU para, cuando todo apuntaba a la universidad, decidir dar un “paso atrás” para matricularme en la formación profesional de Imagen y Sonido, en la rama de Realización. Sencillamente no me interesaba otra cosa en ese momento por muy universitaria que fuera. Afortunadamente mis padres lo aceptaron, aunque no fuera la idea preconcebida por ellos, luego se alegraron, supongo. Si lo pienso, hoy me hubiera encantado ser maestro, lo reconozco. Creo que puede ser, si se hace bien, algo que no es fácil, la mejor profesión posible. Es demasiado tarde. Actualmente y tras las múltiples reformas educativas, mi título es algo así como Técnico Superior en Realización de Audiovisuales y Espectáculos.

Jamás me arrepentí de ese teórico paso atrás porque, desde mucho antes que el resto de mis compañeros de instituto, tuve la posibilidad de trabajar en lo que, por entonces, me gustaba, la televisión. La monotonía, la falta de libertad creativa y los malos gestores hicieron posible que ese trabajo sea hoy tan sólo un medio de vida, aunque, como buen profesional que me considero, me empeño en cumplir cada día con mi trabajo y nadie podrá nunca poner objeción alguna a mi recorrido profesional. Fuera del trabajo diario, me sigue apasionando todo lo relacionado con la imagen y soy capaz de pasar horas postproduciendo un vídeo, haciendo y editando fotos, diseñando un cartel, trabajando en una web o maquetando un cd.

Tengo todo tipo de cursos relacionados con el medio audiovisual en todas sus vertientes y he sido formador durante algunos años.

Tras terminar los estudios en 1993 hice algunas cosas relacionadas con el medio hasta que comencé a trabajar, allá por 1995, en Caligari Films, como ayudante de cámara. Luego vinieron diversas labores más como en toda productora que se precie. Tres años después, el 1 de julio de 1998, tuve mi primer contrato de un par de meses en Canal Sur Televisión.

A día de hoy sigo trabajando en la televisión pública andaluza, y creo en ella y soy proactivo para que sea lo que debe ser, porque creo en los profesionales que en ella trabajan cada día contra viento y marea, porque creo en prestar algún día el servicio público esencial de comunicación e información que nos encomienda el Estatuto de Andalucía y la Constitución Española, porque creo en el compromiso con la pluralidad informativa, con la obligación de dar voz a todas las sensibilidades sociales de Andalucía, porque espero ver algún día un Canal Sur como referente y motor cultural, porque creo en la recuperación del espíritu de espejo social, reivindicación cultural y vertebración territorial con el que nació esa radio y televisión pública. Utópico sí, así soy yo.